viernes, 18 de marzo de 2016

Javier Perucho (3)




Javier Perucho. Narrador, ensayista, editor y promotor cultural, es doctor en Letras por la unam, miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Autor de Dinosaurios de papel; Yo no canto, Ulises, cuento; El cuento jíbaro; La música de las sirenas; Hijos de la patria perdida; Ocaso de utopías, entre otros. Ensayos y relatos suyos han sido publicados en Argentina, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Perú, México y Venezuela. Enjambre de historias es su primer libro de relatos breves; el segundo, Anatomía de una ilusión, aprobado su dictamen, verá su negra luz de tinta al final del primer semestre de 2016.


MANUTENCIÓN DE PRINCIPIOS
(Dodecálogo)

i] En las espaciaturas e intersticios del microrrelato, la belleza y la perfección desnudan sus atributos.

ii] A pesar de la humildad de un microrrelato, la trama donde se destila el conflicto se acendra con maestría.

iii] La aparición de lo fugitivo encuentra su condensación en el grano de arroz de un microrrelato.

iv] La novela de una vida irrumpe en el microrrelato con una de sus tribulaciones.

v] El horror, la belleza y el mal también caben en un microrrelato. No sólo el aroma de las estrellas, la luz de las buganvilias o vaho del asesino emboscado en la penumbra de los callejones.

vi] El microrrelato también se urde con novelerías. Don Augusto vislumbró la trama de su tejido con El Dinosaurio.

vii] Las nubes que deambulan por el firmamento intuyen el destino de un microrrelato.

viii] Un cuchillo frío que rasga la carne, un secreto susurrado mientras el nocturno de amor agoniza, una confesión y su culpa, desembocan en el magma narrativo de un microrrelato.

ix] Como se hurga entre los escombros o las migajas alojadas en la basura, así se escruta en el alma de los hombres con cuyos restos se hilvana la alfombra negra del microrrelato.

x] Los fantasmas que se configuran en el alma se domestican en el microrrelato, su hábitat natural. Luego de convocarlos, cabe la esperanza de su pacificación.

xi] Ya reunidas tales presencias abisales habrá que cantarles el desamparo y la oscuridad a la que nos arrojaron. Nunca habrá más luz ni menos oscuridad que cuando interpelamos su presencia.

Nota bene: Omnis relatus ex relatu venit = Todo relato procede de otro relato.

Foto: Omar Meneses.