viernes, 10 de julio de 2020

Edilberto Aldán



Edilberto Aldán (Ciudad de México, octubre de 1970). He sido burócrata, reportero, corrector, amante, editor, novio, coordinador de talleres literarios, esposo, promotor cultural, incluso vendedor de closets; ante muchos, primero soy el papá de Ulises Arcángel.
Mi verdadera vocación es la de lector, he trabajado en el sector público y en varios medios de comunicación, actualmente soy el director editorial de LJA.MX
Estudié en la Escuela de Escritores de la SOGEM. Autor de los libros de cuentos Viejos fantasmas con nombre (Premio Nacional de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos. ICA, 2002), rápidas variaciones de naturaleza desconocida (Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz, 2010), Fulgores breves de largo insomnio (Premio Nacional de Cuento Corto. Bienal de Literatura de Yucatán, Ficticia 2011) y Pequeñas y fugaces memorias (IMAC, 2016).



Ciclo

Del momento final esperaba el torrente de imágenes que resumiría su vida, una fugaz selección de las horas intensas y los seres queridos. Le sorprendió que fuera una sola escena perfecta, la de su recuerdo más feliz.
Setenta veces siete se abandonó al placer de la contemplación. Nada sucedía, excepto la visión cíclica de ese momento único al que comenzó a cuestionar, al que miraba ya con ojo crítico.
Hastiado, comprendió: la repetición infinita de la imagen era apenas el principio, le había sido negada la entrada al cielo.


Voz

Ahora es mi turno. Le entrego a un muerto por cada ocasión en que desestimó mis llamados, la cabeza de un enemigo por las veces que pedí su ayuda y me devolvió silencio.
Cabalgo entre hileras descompuestas de hombres sin valor que intentan huir de mi espada, que oscila apenas entre un golpe mortal y otro, que no se detiene ante los gritos de clemencia.
Una voz ocurre en mi cabeza y ruega que no siga, que me detenga. No la atiendo. Esta es mi ofrenda, que Dios sienta lo mismo que yo cuando le rezaba.


Giro

Se reconocieron de inmediato: se habían soñado. Sin mediar palabras descubrieron en el otro el sentido del deseo con el que despertaban continuamente.
Comprendieron que la felicidad sí está a la vuelta de la esquina. Aceleraron el paso, en dirección contraria, temerosos de que los alcanzara.


Centro

Siempre intuyó que era especial. Pensaba que el precario equilibrio del mundo lo tenía como fiel de la balanza, que la conservación de esa maquinaria estaba subordinada a su vida. Ahora sabe que no se equivocó.
Suave se disuelve la armonía secreta que une todos los puntos; las pastillas comienzan a surtir efecto. Lo último que escucha es el latido con que se apaga su corazón y el mundo deja de existir.


Burócrata

Escribe ocho horas diarias con el rostro pegado a la superficie del papel. Los dedos, una pinza en la punta del lápiz que se desliza sobre las hojas. Absorto en la creación de mundos que le permiten imaginar uno mejor.
Escribe obras perfectas, crea personajes tridimensionales, complica tramas sin perder la tensión, mantiene el suspenso mientras multiplica los conflictos y los resuelve con habilidad. Durante las horas de oficina sólo le importa parecer ocupado, se esconde en el pequeño cubículo que le destinaron hace muchos años y espera nadie recuerde. Escribe para cruzar por el aburrimiento sin despeñarse en la locura.
Los viernes, a la hora de la salida, toma el trabajo de la semana, el prodigio de su prosa, y arroja las cuartillas al bote de basura. Suspira aliviado.

miércoles, 17 de junio de 2020

Samantha Vaquero




Samantha Vaquero (Puebla, México) es profesora en formación docente. Ha asistido a talleres de cuento, escritura y psicoanálisis. Mediadora de lectura del programa Salas de Lectura. Sus minificciones han sido publicadas en antologías como: Vamos al circo. Ficción Hispanoamericana (2016), Cortocircuito. Fusiones en la minificción (2017) y Resonancias (2019).  Twitter @SamVaquero  



Curriculum Vitae

Mariana es como esas muñecas rubias de los comerciales de televisión, con su cabellera impecable, ojos verdes y con el cuerpo que muchas aspiramos tener cuando jugamos a las Barbies.
Ella es el prototipo de mujer que tiene todas las cualidades para ser una excelente esposa, madre, amiga, compañera. Sabía cocinar, combinaba los alimentos de forma saludable así como su vestuario por temporada y paleta de colores.
Cumplidos los 40 años, Mariana cuestionaba su curriculum perfecto, estaba sobre calificada. Seguía esperando al hombre indicado.


Decimotercer aniversario

Para celebrar el decimotercer aniversario, vacié en el decantador el merlot. Hablamos del clima, de los niños y los pagos pendientes. Le dije sobre las clases del taller de escritura y de mi angustia por los cuentos inconclusos.
Él me miró y me dijo sin titubear ¡tú no sabes escribir finales!
Él tenía razón.
Le di un sorbo a mi copa.
Sigo aquí.


Ojos tristes

Mi abuela fue la mujer más triste que he conocido. Siendo una adolescente se fugó una noche de octubre con un hombre de ojos grandes, tez clara y voz profunda. Se enamoró, pero él era de los hombres que se alejan pero nunca se van.
Lo amó tanto que nunca pudo dejarlo, así que con el desamor, el ir y venir de aquel hombre, vivió con la tristeza en sus ojos.


La séptima hija

Mi abuela Etelvina fue una mujer de caderas anchas que parió siete hijos, hasta que envió a su esposo a vivir a la pieza del fondo. A los siete hijos casó por la iglesia, hubo siete fiestas y siete bendiciones frente a la imagen de la virgen.
Dolores la séptima hija, se casó vestida de blanco en la capilla del pueblo, pero siete meses después regresó a la casa materna con tristeza en sus ojos y un bebé en la panza.
Con vergüenza ella le guardaba respeto y fidelidad absoluta a la abuela Etelvina, caminaba junto a ella sirviendo el café y levantando la mesa como moza en restaurante.
Años después la abuela Etelvina le dijo: “Debiste casarte con el carnicero viudo, aunque feo y gordo, ahora tu hija sería dueña de la carnicería”. Dolores guardo silencio y respondió: “Me casé con el sastre porque usted me dijo que él era un hombre guapo y que tendría hijos de ojos verdes, como los de él”.


Prioridades

Ella le dio un ultimátum por quinta vez: tenía que irse de la casa. Él saco un revólver de la caja fuerte. “Me voy a matar”, dijo. Ella lo miró y respondió: “No hay leche, voy al supermercado”.


lunes, 15 de junio de 2020

Segundo Concurso de Memes de Minificción “Memes-breves”




Ráfaga imaginaria, Minimanía y Antología Virtual de Minificción Mexicana  
C  O  N  V  O  C  A  N
Al Segundo Concurso de Memes de Minificción “Memes-breves”, conforme las siguientes…
Bases:
1. Pueden participar personas mayores de 18 años que residan en México, sin importa su nacionalidad de origen.
2. Los temas son: características de la minificción, autores, poética, teoría, escritura, lectura y obras.
3. Para su calificación, se tomará en cuenta: la idea o el concepto expresado, la ortografía, el uso correcto de los signos de puntuación, la originalidad, la claridad de la imagen y el efecto que genere.
4. El meme se enviará en archivo JPG. No se aceptará otro formato.
5. Se descalificarán los memes que tengan lenguaje soez, que denigren alguna obra o autor, o que expresen prejuicios sociales.
6. Los participantes deben enviar un máximo de tres memes al e-mail: juglarnegro@gmail.com. En el asunto se escribirá: CONCURSO DE MEMES.
7. En el cuerpo del correo debe incluirse los siguientes datos: Nombre completo del participante, el seudónimo con el que participará, dirección postal y su teléfono de contacto.
8. Se asignarán tres lugares, los cuales recibirán libros de minificción de la colección Asteriscos, de la Dirección General de Publicaciones BUAP. El primer lugar será acreedor a siete títulos, el segundo a cinco títulos y el tercer lugar obtendrá tres libros.
9. El jurado estará integrado por especialistas en el tema de la minificción y sus nombres se darán a conocer el día del anuncio de los ganadores.
10. Los memes ganadores serán publicados en el blog Antología Virtual de Minificción Mexicana.
11. La fecha límite de entrega será el domingo 12 de julio a las 11:59 pm. Los resultados serán entregados antes del término del mismo mes. Cualquier punto no previsto en esta convocatoria, será resuelto por los organizadores.
Responsables de la publicación:

               José Manuel Ortiz Soto Fernando Sánchez Clelo    
Juan Carlos Gallegos