viernes, 31 de mayo de 2019

Perla C. Hermosillo


Es doctora en Educación, maestra en Literatura Mexicana y licenciada en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Sus minificciones han sido publicadas en los libros Resonancias (2018), Corto circuito. Fusiones de la minificción (2017), Vamos al circo. Minificción hispanoamericana (2017), Dispara usted o disparo yo. Antología de microrrelatos policiales (2017), Hemisferios: alianzas de la táctica a la práctica (2017), Ambiente Reflexivo. Escritura que inspira conciencias (2014), Ballenas en hormigueros. Antología hispanoamericana de minificción (2014), Poquito porque es bendito. Antología de microcuentos y cuentos breves (2013) y Minificcionario de amor, locura y muerte (2013). Dirige la empresa editorial Effictio editores y es profesora en el Centro Universitario de los Valles de la Universidad de Guadalajara y en el Instituto de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Twitter: @HermosilloPerla



Lección de vida

Su amiga hacía todo mal: se involucraba con hombres inestables o casados; comía frituras en exceso y luego se quejaba de su gordura; quería controlar la vida de los demás y sufría de dependencia emocional con la gente que la rodeaba. Un buen día, cuando le estaba dando clases de control de crisis a su querida compañera, se dio cuenta que, en realidad, se encontraba hablándose a sí misma frente al espejo.
Resonancias, 2018


Acrobacias

Las miradas iban y venían al compás del trapecista que se mecía con placidez en las alturas. Todos dejaron de comer palomitas cuando el hombre hizo un extraordinario salto para colgar de cabeza. Terminó su participación con una asombrosa pirueta. El público se puso de pie entre una exclamación de asombro al unísono. Los aplausos eran interminables.
Los niños salieron sonriendo, entre murmullos y efusivas expresiones de satisfacción. Nunca antes habían disfrutado tanto de la función que se representaba para ellos cada lunes en la escuela. Esta vez los títeres habían estado espectaculares.
Vamos al circo. Minificción hispanoamericana, 2017


Gajes del oficio

Directora: Fernanda Siniestrosa
Actores: Daniel de la Muerte, Ernesto Matamoros
País: México
Sinopsis: Un pueblo pierde la tranquilidad repentinamente. De las tumbas del antiguo cementerio emergen cuerpos putrefactos que se dirigen hacia las casas en busca de carne fresca. Arrastran pesadamente los pies y se les caen algunas extremidades en su trayecto. Un zombi se detiene a mitad del camino. Se queda inmóvil. Se arranca la máscara y la observa con curiosidad. El director se enfurece ante la actitud del actor, quien, después de diez tomas de la misma escena, prefiere retirarse tranquilamente a su camerino para maquillarse. Todos los involucrados en la filmación de esa película entenderán que el poder de la vanidad es parte del oficio.
Cortocircuito. Fusiones de la minificción, 2017


Diálogo en la oficina

—¿Cuáles son las pistas? —pregunta el detective.
Su compañera se levanta del escritorio y busca la información en el archivero. Él la mira con atención. Le gustan sus tacones negros que lucen sensuales en sus pequeños pies. Ese traje gris delinea su silueta a la perfección, aunque su falda no tiene bastilla. Lo que más le fascina son sus manos, muestra de una delicadeza exquisita. Nota una ligera mancha azul en su dedo índice.
— Una pisada, un hilo y una nota suicida, responde la detective.
—¿La huella en la tierra es aproximadamente del número 3?
—Sí
—¿El hilo es de color gris?
—Sí
—¿La nota está escrita con tinta azul?
—Sí
Los dos detectives se miran a los ojos unos segundos. Ágatha le descarga la pistola en el pecho. Orgullosa, sonríe: esta vez superó a Poirot.
Dispara usted o disparo yo. Antología de microrrelatos policiales, 2017


Cenicienta

El hada madrina convirtió sus harapos en un hermoso vestido de encajes blancos. Acomodó sus cabellos maltratados en un elegante peinado alto y adornó su cuello con bellísimos diamantes. Lo más precioso de todo el atuendo eran las zapatillas de cristal. Estaba lista para ir al baile en esa cálida noche de primavera. El imponente carruaje y los majestuosos corceles avanzaban a paso veloz hacia el palacio cuando una horrible tormenta comenzó a caer en el bosque. Antes de que las ruedas se atascaran en el lodo, se refugiaron en las ruinas de una cabaña. La tormenta se transformó en una atroz granizada, luego una inundación arrasó con todo a su paso. El reloj marcó la medianoche. Al verse en harapos arriba de un árbol, la calabaza hecha pedazos y cuatro ratones muertos flotando en el agua, Cenicienta maldijo, desde el fondo de su corazón, el calentamiento global.
Hemisferios: alianzas de la táctica a la práctica, 2017


miércoles, 8 de mayo de 2019

Ganadores de la Primera Convocatoria de "Memes Breves"


Aquí está la lista de los ganadores de la Primera Convocatoria “Memes Breves”.
El jurado estuvo integrado por Adriana Azucena Rodríguez, Paola Tena y Gloria Ramírez, quienes entregaron el siguiente resultado:
1er. lugar: Cuando la mujer que amaste…, de David Chávez, de Colima. Por su manejo de la intertextualidad, resignificación y selección de imagen, adecuada al texto y a la cultura popular.



2o. lugar: Un niño de unos cinco años…, Édgar Núñez Jiménez, de Chiapas. Por su acertado uso de la cita y su continuación paródica y por el uso de la imagen como continuación del texto.



3er. lugar: ¿Qué haces aquí?, de José Alberto Álvarez, de Ciudad de México. Por su ingenio y elección de tema teórico que reúne síntesis y humor. Aunque la imagen tiene muy baja calidad.



Menciones honoríficas:
1. Cuando vas caminando y te encuentras…, Gabriel Ramos Zepeda, de Ciudad de México. Por su tratamiento cómico de una situación cotidiana del lector del género.




2. Cuando llevas tu minificción…, De Karla Gabriela Barajas, de Chiapas. Es divertido pero muy extenso.



Quienes integramos las páginas Ráfaga imaginaria, Antología Virtual de Minificción Mexicana y Minimanía Difusión de la Minificción, agradecemos al jurado por su colaboración y a quienes enviaron sus memes por su participación entusiasta.

lunes, 29 de abril de 2019

Adriana Azucena Rodríguez




Adriana Azucena Rodríguez es doctora en Literatura Hispánica por el Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios del Colegio de México. Narradora, ensayista y profesora. Imparte cursos y talleres en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), en la licenciatura de Creación Literaria, también asignaturas de teoría literaria en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.
Ha publicado los libros de cuentos La verdad sobre mis amigos imaginariosDe transgresiones y otros viajesPostales (Mini-hiper-ficciones)La sal de los días y, el más reciente, El infierno de los amantes.
De ensayo, Coincidencia para una historia de la narrativa mexicana escrita por mujeres Las teorías literarias y análisis de textos, y varios artículos sobre literatura del Siglo de Oro, narrativa mexicana del siglo XX y otros temas.


Apenas...

Inspirada por tu recuerdo, decidí olvidarme de lo físico y entregarme al pensamiento y la poesía: até mi cabello con un hilo de tu voz, puse tus palabras en agua para que no se me marchitaran y las llevé conmigo a la biblioteca. Justo antes de empezar, encendí una lamparita con el brillo de tus ojos y la puse en el escritorio.
El agua comienza a anegarse; mi cabello, rizado y, como recordarás, bastante rebelde, se esparce al viento ajeno a mi voluntad, no he pagado la luz y el tenue brillo de la lámpara no logra vencer mi añejo problema de astigmatismo. Debo también la renta y otros gastos del mes. Apenas me quedan algunas de tus valiosas aportaciones al pensamiento actual. No tenías ojos de esmeralda ni perlas en la sonrisa: tu posmodernidad no lo permitía.


Fotografías

La costumbre de fotografiar a los muertos terminó cuando éstos comenzaron a sonreír, a guiñar el ojo y hasta a mandar besos a la cámara. Dos hermanos que tenían fama de bromistas, muertos el mismo día durante un derrumbe, tuvieron el descaro de ponerse, uno al otro, una ridícula seña con la mano que simulaba unos cuernos. Y como para los vivos la muerte es cosa seria, la costumbre desapareció y, ocupó su lugar la de cubrir los espejos con sábanas viejas, para así evitar que los difuntos se acicalaran antes de posar para una foto que siguieron reclamando durante algunos años.

De La verdad sobre mis amigos imaginarios, Terracota, 2008.


Sabiduría popular

Sabía que era una maceta. No tenía intención de pasar del corredor… Y sin embargo, las hojas le llovían del cielo.

Soñaba que era un camarón… Y cuando despertó, se lo había llevado la corriente.

¿Y si una mujer, en vez de dar a luz, da a oscuras?

Le tocó bailar con la más fea. Ella, con actitud de reina, contestó: “No, gracias.”

La belleza local

Era la mujer más hermosa de aquella tierra poblada por las familias de los cirujanos exiliados por negligencia: perdió el pezón derecho pero la curvatura del seno es exquisita; el izquierdo, en cambio, es una masa informe. Le fueron amputados ambos glúteos. Sus labios rebosan de ámpulas supurantes. Mejillas, nariz y frente están salpicadas de manchas rojas y moradas, tiene los pómulos inflamados casi al nivel de la nariz y su ojo izquierdo quedó cubierto por una cortina de carne. Otras mujeres que le disputaban el sitio han muerto a causa de las infecciones o durante la intervención en el quirófano, otras perdieron extremidades y no se atreven a continuar con el proceso de embellecimiento; otras más no han despertado del coma provocado durante la cirugía y son exhibidas como princesas de cuento en espera de un nuevo príncipe en la figura del médico que las salve o incremente su hermosura con nuevas operaciones —realizadas sólo por amor al arte o a la paciente.
Pero ella, la más hermosa, se ha salvado y desfila soberbia por las calles de esa isla de pesadilla.

De Postales (mini-hiper-ficciones), Fósforo, 2013.

La sal de los días (selección)

Enero, 16
De la estética

Lleva al salón de belleza sus largas noches de insomnio a teñirlas de rubio amanecer.

Enero, 31
Día del mago

“Cada día te desapareces mejor”, pensaba la ya no tan joven enamorada, sola otra vez y vacía por dentro, como el sombrero de copa que aún sostenía entre sus manos.

Febrero, 13
Fiesta de los desafortunados (tal vez martes)

Atún para los gatos negros; los enamorados se besarán bajo las escaleras y nunca volverán a verse. Espejos rotos de regalo. El día termina con el resultado de la lotería: nadie gana.

Febrero, 26
De sueños como rosas

¿Y si soñara contigo? ¿Y si en el sueño te soñara? ¿Y si al despertar estuvieras ahí? ¿Desaparecería yo al despertar tú?

Marzo, 20
Día violeta

Pronóstico del tiempo: lluvia de florecitas de jacaranda y probabilidad de aguaceros aislados. Si sufre usted de melancolía, evite salir de usted mismo.

Abril, 18
Noche de no dormir

Ya no sueño contigo. Ahí está mi insomnio de testigo.

Mayo, 24
Amado Nervo

¿Por qué, si eres tú el que no está, soy yo quien está como ausente?

Junio, 14
G. K. Chesterton

Suponer que el crítico es un escritor frustrado equivale a pensar que el detective es un criminal frustrado.
Alguno habrá, pero no todos.

Julio, 30
Día Internacional de la Amistad

Escuchas. Crees que estás alucinando. Sabes que deberías dormir un poco. Pero no podrás deshacerte de mí. ¿O qué creías que significaba tener un “alma gemela”? Tú me buscaste sin descanso durante mucho tiempo.

Agosto, 9
Día internacional de los pueblos indígenas

Tus amigos vuelven de Canadá, conocieron algunas reservaciones indias. Traen un curioso regalo: un “atrapa sueños”. Se supone atrapa las pesadillas, dicen. Lo cuelgas en la chapa de tu cuarto y caes rendida por el tequila y la trasnochada. Viajas hacia sus brazos blandos y fuertes, pero no lo alcanzas. Lo miras dormir, como desde un túnel, una red se ciñe alrededor de tu cintura, te asfixia y te jala del lado contrario. Caes en la cuenta: eres la pesadilla y el “atrapa sueños” funciona.


Septiembre 29
Santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael
Un arcángel no se deja conquistar por el elogio de fijar su nombre en el santoral: Azrael, el arcángel de la muerte. Él llevó ante Dios la tierra con que Adán fue creado. Cuando el hombre se volvió mortal, él lloró y se ofreció a acompañar a las almas al abandonar su cuerpo. Pero algunas se resistieron y permanecieron en la tierra. Desde entonces, Azrael y sus aliados, otros ángeles que renunciaron al coro del Señor, se ocuparon de una misión más importante: perseguir fantasmas y llevarlos a donde les corresponde. Por eso nunca se le ve en el cielo. Algunos creen que es uno de los ángeles caídos, pero no es cierto. Él es el responsable de esos aullidos horribles que se escuchan en ciertas casas encantadas.


Octubre 30
Víspera de Halloween
Su disfraz es el más original (esas patas de gallina impactan) y le dan más dulces; pero cuál es el chiste, si ella prefiere chuparse a los bebés de las casas donde no nos abren (y también de las casas donde sí nos abren, la mera verdad).


Noviembre 2
Ofrenda

El día menos pensando, me muero pensando en ti.

Diciembre 9
Francisco Tario

Mudanzas Bonamorte. Trasladamos a sus fantasmas, pesadillas, demonios caseros, monstruos de armario y otros espectros. Seguridad garantizada. Y no lo olvide: ¿a Ud. le gustaría que los suyos lo dejaran atrás?

De La sal de los días, BUAP, 2017.