jueves, 3 de septiembre de 2020

Mónica A. Montoya (Delirio Oscuro)


Mónica A. Montoya (Delirio Oscuro). Estudió la licenciatura de Creación Literaria en la UACM. Además de las letras, le gusta el dibujo y la ilustración por lo que crea y fomenta la narrativa gráfica. Ella es una persona que le gustan los temas tabúes, el erotismo, la fantasía, la mitología, la muerte, el terror y el misterio; por ello busca plasmar sus pasiones dentro de su obra. Tiene diversas participaciones literarias y gráficas en libros y revistas de formato impreso y digital a nivel nacional e internacional.

Twitter: @MonicaAMontoyaa

Instagram: @monyamontoya

E-mail: monyamontoya@outlook.com

 

 

 

Competencia

 

Se la pasó toda la vida compitiendo en contra de su hermana: la admiración de sus padres; las mejores notas; el novio más guapo y con dinero; un sobresaliente empleo; la casa más bella; la familia ideal.

Nunca logró superarla hasta que murió primero.

 

 

El impuntual

 

—¡Se me hizo tarde! ¡Se me hizo tarde! —Gritó desesperado El Tiempo.

 

 

Selfie

 

Tú y yo sonriendo en nuestra boda. Los años. Mi amante y yo en la cama. Tú descubriéndome. Tú y yo en el juzgado. Tú saliendo con alguien más. Tú sin mí. Yo y mi soledad. Tú, la mordaza, la cuerda y yo. Los días y nosotros. Las noches. Tu cara demacrada. Tú cerrando los ojos. Yo besando tus labios. Tú, por siempre durmiendo. Yo a tu lado diciendo a la cámara:

            “¡Sonríe!”.

 

 

Belleza dormida

 

La mira recostada en la cama, es la mujer más bella que jamás haya visto antes, un pulsar en su entrepierna, se acerca a ella, con cada paso que da el corazón le salta del pecho. Se inclina, la besa, comienza a acariciar sus senos.

—Deja de hacer tus porquerías —dice su jefe que ha entrado de súbito a la habitación—. Es hora de trabajar.

—Uff… —suspiro, resignación—, está bien.

Ambos hombres preparan todo el material para embalsamar a la hermosa mujer.

 

 

Atrapado


Corre por los pasillos de un edificio en ruinas, su respiración se agita cada vez más, el corazón se encuentra al límite. Llega a un cuarto sin otra salida más que una ventana. Apenas y logra tapiar la puerta con algunos muebles viejos. Se acerca al agujero de la pared, desde el quinto piso mira hacia abajo: “Muerte instantánea si salto”.

            Oye como sus perseguidores han llegado y comienzan a golpear la puerta; bramidos, arañazos, embestidas. La masa de muertos vivientes está por hacer ceder lo único que lo aleja de ellos. Mira de un lado a otro, no hay salida. Está atrapado. La puerta y los muebles caen. Siente que algo le aplasta el pecho, un dolor le recorre el hombro y desciende por su brazo. Los muertos entran. Un infarto, cae al suelo. Es devorado.

            Un trabajador de la tienda corre hacia él, le quita el casco y el visor de realidad virtual. No hay nada que hacer. Ha sido un juego de muerte.

 


sábado, 1 de agosto de 2020

Juan Manuel Valero Charvel



Juan Manuel Valero Charvel nació en la Ciudad de México, el 24 de abril de 1949. Profesor, periodista, divulgador de la ciencia y escribidor. Se hizo divulgador de la ciencia en la revista Información Científica y Tecnológica, la cual dirigió entre 1984 y 1989. Esa publicación ganó en 1986 el Premio Nacional de Periodismo Científico. Es autor del libro de cuentos La rata de la Merced y otras pequeñas atrocidades (ADN Editores, 1993). El libro obtuvo mención en el premio Casa de las Américas, Cuba, 1984. Es autor del libro de minificciones Rojo fugaz, inédito. Es coautor del libro Voces y ecos del 68 (Editorial Porrúa, 2009). Es coautor de la antología Minificcionistas de El Cuento (Ficticia, 2014). Actualmente, produce la serie radiofónica semanal de literatura En su tinta. Y dirige el Taller de Literatura del Instituto de Energías Renovables, de la UNAM.



Fiesta sorpresa

Ayer mi casa era una fiesta. Mis papás invitaron a todo mundo: llegaron parientes, amigos y vecinos, todos muy bien disfrazados. Hubo abrazos, café y coca colas. Mi tía Lola recitó algunos versos de Horacio Quiroga, una prima lejana fingió un desmayo, yo estrené pantalón largo y nadie me mandó a la cama temprano. Todo, gracias a la muerte repentina de mi hermanita.


La piscina

Roberto se sacó la lotería y se volvió loco. Compró una casa de lujo en Acapulco. El día de la inauguración, llenó la piscina con ron. Necesitó 400 mil botellas de litro, nada más. La ocurrencia le costó 60 millones de pesos. Acabó con su efímera fortuna en medio día, sólo por el placer de mirar arder a los invitados en traje de baño.


Dulce aventura

El niño se escurrió por la puerta de la cocina, a espaldas de su madre. Bajó las escaleras como un trueno y alcanzó la calle sin que nadie reparara en su salida. Todo iba bien, ningún vecino espía se cruzó en su camino. El fin de la operación parecía lo más sencillo: atravesar la avenida y ganar la otra acera. Desde su posición, podía observar con toda claridad el mostrador de dulces de la tienda, que desde lejos parecía un enorme cofre de cristal lleno de joyas y piedras preciosas. El desenlace fue muy rápido: el auto desapareció dejando a su paso un cuerpo infantil y unas tibias monedas sobre el pavimento.


Las ranas

Las ranas llegaron a la casa metidas en un frasco. Pronto se hicieron dueñas de la situación y empezaron a aparecer en los lugares más imprevisibles. A papá le saltó una en el rostro mientras se rasuraba con su cara de bobo frente al espejo. Mi hermana pegó un grito tremendo cuando encontró a otra en el cajón donde guarda sus calzones. Mamá amenazó a papá con el divorcio sólo porque una pobre rana decidió suicidarse en la olla de los frijoles. Las dos que me quedan siguen en el frasco, a la espera de que al enemigo se le ocurra cargarme con algún castigo o afrenta semejante.


Cuarto redondo

La rata entró a la habitación en busca de alimento. Después de husmear y roer aquí y allá, parecía convencida de la inutilidad de su inspección. Presa del hambre y recelosa de los ruidos exteriores, emprendió el camino en dirección a la rendija por la que había entrado. Por azar se topó con una caja de cartón. Dio algunas vueltas y trepó por un costado hasta ganar el interior con dificultad. Los alaridos del bebé atestiguaron el delicioso hallazgo.

viernes, 31 de julio de 2020

Ganadores de la Convocatoria "Memes Breves"


!er. Lugar: "Letramorfosis"
José Alberto Álvárez, Ciudad de México.
"Cuando la mujer que amas...".



2do. Lugar: Lili Grana.
Omar David Ávalos, Colima.
"Cuando te largas a Ispahán...".

3er. Lugar: Lady Marmelaide.
Paola Tena, de Chiuhahua.
"No sabía cómo...".


Mención Especial a Camilo Montesinos,
de Arica, Chile.
"Lectores".