viernes, 28 de septiembre de 2012

Roberto Abad


Roberto Abad (7 de junio de 1988, Cuernavaca, Morelos). Escritor y músico. Egresado de la licenciatura en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM, 2011). Ha tomado talleres de narrativa y poesía con escritores como Francisco Rebolledo y Alejandra Atala. Recibió el Premio CONAFE en 2011, el primer lugar estatal 2012 en el Concurso de Cuento del Diario de Morelos y también obtuvo el primer lugar Nacional en el Certamen Carta al Padre, organizado por la editorial Par de Tres. Ha publicado en medios impresos locales y nacionales; actualmente, colabora en la columna El cine nuestro de cada día, en el periódico Regional del Sur.



Primitivos

Al final de los tiempos, de todo el lenguaje sólo una vocal sobrevivió, y con ella bastó para contarse la historia del mundo.


El porvenir de las parejas

Dijimos "acepto" porque creímos que el futuro iba a ser alentador, y lo fue: nos divorciamos.



Naturaleza desafortunada

Aquella vez que intentó autosatisfacerse, sintió pena de su naturaleza. Pobre hombre manos de tijeras.


Los traumas del verdugo

Nadie se daba cuenta, pero debajo de la máscara había un hombre sensible que lloraba cada vez que una cabeza caía a sus pies.

Cine interesante

No era una película de zombis ni de lobos ni de vampiros, ni de ninguno de esos lugares comunes. Era de amor, y daba miedo.

Facebook: Roberto Abad

3 comentarios:

Cynthia Belinda dijo...

Los cuentos son muy mediocres, pero lo que sí es de pésimo gusto que en la foto salga con el best seller que está leyendo... Puaj.

Eduardo Mancilla dijo...

A mi me parece que son muy buenos cuentos.

Lups1308 Angeles dijo...

pues yo tuve el gusto de conocerlo y realmente es un buen escritor no por defenderlo pero los que escribimos no escribimos para dar gusto si no para sentirnos satisfechos, para dejar salir aquello que no le podemos decir al mundo viéndolo a la cara por miedo a la critica sin embargo mediocre o no este mundo fue echo para miles no para una .....por lo que al final del camino no importa tanto un mal comentario de una o dos personas ya que al final este libro fue echo para aquellos cuya imaginación va mas allá de la lectura...