lunes, 11 de abril de 2011

Jéssica de la Portilla Montaño


Jéssica de la Portilla Montaño (Ciudad de México, 1979), también conocida como *Gina Halliwell*, La Niña TodoMePasa. Traductora, correctora de estilo y profesora. En 2010 recibió un reconocimiento de la Universidad Autónoma Metropolitana, UAM, por su cuento Crímenes de familia (Premio Casa del Tiempo Carlos Montemayor). Ha dado conferencias en el Instituto Mexicano de la Juventud (La experiencia de ser blogger) y en C. C. H. Naucalpan (Entre Hitler y Charles Manson: el anticristo y los superhombres del mal), entre otros. Su última publicación fue en la antología Tributo a Sabines: He aquí que estamos todos reunidos con el texto Qué no me falta.



Del país o de importación

―¿Quiere taxi?
El vehículo arrancó. Miriam se había robado unos cerillos de casa del papá de Gerardo: Hotel Best Western, Tel Aviv. El conductor cantaba una cumbia.
―Una aventura es más bonita.
¿O era una salsa? En la pantalla del celular estaba Gerardo con sus viejos audífonos. Para ella fue la semana perfecta, un sueño hecho realidad: el músico internacional se fijó en esa groupie de Nuevo León con que chateaba diario. Se despidieron con la promesa de ahorrar para hacer pronto una vida juntos allá, en Israel.
Haciendo cuentas, el boleto sin escala costaba lo que el semestre de escuela. Tendría que tomar clases de hebreo. Gerardo le pidió que considerara cambiar de religión. ¿Cuánto gastaría viajando a Monterrey para ver a su familia?
―Y un beso robado queda siempre como adiós.
Decidió que era más barato seguir enamorada de Luis Miguel: con los puntos acumulados en su tarjeta, ir al Auditorio Nacional le salía casi gratis.


Habilidades para la vida

El Nintendo es el mejor juguete que los Reyes me han traído. Todos mis amigos tienen el suyo. Mi abuela no soporta la musiquita, y mi mamá no le encuentra el chiste. ¿Apretar botones para que un monito brinque? Mi padrino se arrepintió de haberlo comprado porque mi tía llega del trabajo y se pone a jugar Mario Bros. Una vez invité a mis primas a jugar y, zas: a mi tía le gustó tanto que ya se sabe los trucos de cada nivel. Mi abuela le dice que es el colmo que sus dos nietas anden en la calle y que mi padrino venga aquí a comer y a cenar. ¿Y si convenzo a mi mami para que me ayude con Luigi? Me acaban de prestar un cassette y no quiero que mi tía gane, así que jugaré y jugaré hasta aprendérmelo como si fuera la tabla del dos.


Placer culpable

Despidió al mensajero. Antes de cerrar la puerta, vio si algún vecino espiaba. El paquete aún envuelto esperaba paciente en la mesa. Debía cerciorarse que no hubiese testigos que juzgaran. Cerró las ventanas y las cortinas. Entre más pronto terminara, mejor; después limpiaría para que nadie se diera cuenta. Se deshizo del hilo y del nudo. Quitó una a una las hojas de papel estraza.
―Mamá me mataría ―dijo agachándose junto a la mesa.
Aspiró. Se sentía mejor de lo que recordaba. Seguro que era más de un kilo, más de mil gramos para ella solita. Pasó con cuidado su dedo índice y se lo llevó a la nariz.
―¡Mh! Pero qué delicia.
Si el nutriólogo la hubiera visto... El pastel de chocolate sabía más rico estando a dieta. Ya compensaría haciendo ejercicio.


Si pudiera decirte cuánto te extraño

Ya no tengo con quién platicar en mis noches de insomnio. Sólo a ti te interesaban mis chismes de revista. He perdido a mi chef favorita, a mi experta en platillos de dieta, y qué decir de la mejor instructora de yoga que he tenido en toda mi vida, la que sabía exactamente cuántas calorías se queman con una sentadilla y los pasos a seguir antes de cualquier cirugía plástica.
No sé qué hacer. No quiero parecer rogona ni suplicarle a otra mujer (quién lo diría) pero, es verdad: te necesito conmigo. Por ti hasta perdonaría al cabrón que tienes por hijo…
Suegrita linda, ex suegra mía: ¡REGRESA!


Una frase cualquiera

Pudo haber sido otra frase, inventada por orgullo y sin medir las consecuencias. O tratarse de un arranque más, de esos celos tan comunes; otro berrinche infantil a los que estaba acostumbrado… Pero no.


Sitio web: www.TodoMePasa.com

8 comentarios:

Maria Dolores dijo...

Verdaderamente sustanciosos, emotivos, con gran mensaje en cada uno, este sera mi primer comentario de muchos mas, esperando con gusto el siguiente, sigue escribiendo lo haces super Bien, besos

leolo siboney dijo...

chingones!!!

Anónimo dijo...

Verdaderamente originales, irónicos, divertidos, con mucho sentido del humor. Felicidades a la autora

Persia dijo...

Interesantes y creativos, ojalá y subieran más colaboraciones de esta autora, realmente se me hace muy original.

Samaritano dijo...

Muy sustanciosos, espero que esta chica pueda subir más textos a la página. Son irónicos y divertidos, te hacen pasar un buen rato de humor negro.

Jéssica Montaño de Juárez dijo...

Hola qué tal, sólo para dejar un saludito y también un gran agradecimiento, pues ¡a seguir escribiendo!

Lectora fanática de cuentos dijo...

Hola Jéssica, pues seguimos esperando más cuentos de minificción, yo todos los días entro a tu página esperando encontrar alguna novedad. Saludos.

Gabriel Ramos dijo...

Muchas felicidades. Se deja ver una gran maestría para construir los microrrelatos. Saludos cordiales